La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar


Sección:
Salud Mental en el Trabajo

La persona y la empleabilidad como ventaja competitiva.
Alfonso Alonso Parga Beatriz y Becerro de Bengoa . Editores y Coordinadores de la sección: Salud Mental en el Trabajo

¿Se ha planteado alguna vez trabajar como autónomo, montar su propia empresa?, o lo que prefiere es un trabajo con la nómina donde se le pague al final de mes y así se pueda relajar.

En cualquier caso, independientemente de la modalidad de trabajo que elija o haya elegido, debe de aprender a realizar y desarrollar lo mejor posible su trabajo. El buen aprendizaje y manejo o desarrollo de sus capacidades es lo que le va a dar mayor tranquilidad. Es algo relacionado con las aptitudes y actitudes, así como los conocimientos en el buen desarrollo del puesto de trabajo. A eso lo llamamos empleabilidad.

                                                                              
El concepto de empleabilidad, no es nuevo, pero sí es adecuado para garantizarle el éxito a futuro. ¿Por qué decimos esto?, muy sencillo. Cada vez es más normal encontrar menos opciones para optar por un puesto de trabajo. Las posibilidades que usted tiene de encontrar empleo y amoldarse a un mercado de trabajo en continuo cambio son menores debido a que las organizaciones se concentran en la calidad y en la satisfacción del cliente, para eso la empresa tiene que responder con rapidez a los cambios del medio, innovar, y tener una mentalidad global, lo que supone elegir a menos personas. Los trabajos hoy en día son flexibles, y las personas que trabajan en las empresas deben saber acomodarse a esos cambios.

¿Pero que ocurre con las personas cuando la organización es más competitiva?, además, los sueldos son menores, la exigencia mayor, porque también se da la paradoja de que hay que estar más horas en el trabajo para rendir más y mejor. ¿Qué ocurre con las personas, deben de seguir aguantando?. ¿Hasta donde se debe de aguantar?. Estas son algunas de las preguntas que se hacen tanto los autónomos, los empleados y los empresarios. Hay unas “reglas de juego”, que hay que respetar para estar y seguir jugando. Es cierto, que cada vez es más complicado seguir esas “reglas de juego”, pero si no las sigues estás “fuera de juego” y eso no sirve. ¿Eso significa que hay que seguir aguantando?. La respuesta es “no”, y es “no” porque hay que saber donde están los límites, y éstos sólo los pone la persona que está aguantando esa situación.

La empleabilidad es saber hacer bien un trabajo. Cuando alguien piensa que se le paga a usted porque tiene carrera, o porque sabe inglés, no entiende el concepto de empleabilidad. La realidad es que a usted le pagan porque sabe hacer bien su trabajo y resolver los problemas que se van produciendo.

Puede haber muchos motivos por los que no se quiera cambiar de empresa o no quiera tener clientes nuevos en caso de que sea autónomo o empresario.
Esos motivos pueden estar relacionados con:

  • Estar aprendiendo mucho en su trabajo.
  • Tener un clima laboral muy bueno.
  • Ganar mucho dinero.
  • Estar acomodado en su puesto de trabajo.
  • Etc.

Si realmente lo está pasando mal en su trabajo, quieren que le suban el sueldo, o quiere cambiar de funciones laborales. Solo lo podrá conseguir si es bueno en lo que hace o es resolutivo.

Una persona que no tiene miedo, o mejor aún, que sabe gestionar bien su miedo, porque sabe que es bueno haciendo su trabajo, está más en situación de pedir aumento de sueldo, cambio de funciones o lo que considere necesario. Al contrario, si es usted una persona que no tiene vocación de aprender, de mejorar. Estará supeditado a las decisiones de los demás y será como una simple marioneta.

La empleabilidad sirve precisamente para cortar esos hilos y depender fundamentalmente de usted mismo. Ese es el mejor consejo que le puede dar un compañero, un amigo o una persona, porque de esa forma, siempre estará preparado para asumir esos cambios tan bruscos o rápidos que están teniendo últimamente las empresas, con las fusiones, adquisiciones y quiebras que últimamente nos están sorprendiendo en los medios como prensa, radio o TV.

Hay que estar alerta y preparado para todos los cambios que puedan suceder, y esa tranquilidad sólo se adquiere a través de la empleabilidad por las dos razones siguientes:

  • Si hace bien su trabajo, estará más seguro en su puesto.
  • Si prescinden de usted, estará preparado para asumir otro reto ya que estará seguro de sus posibilidades.

Piense en la empleabilidad como sinónimo de tranquilidad, si lo consigue, sólo entonces mantendrá una ventaja competitiva sobre los que no la tienen. Como todo el mundo sabe: “el diablo sabe más por viejo que por diablo”. Es decir, la experiencia es clave siempre y cuando esté puesto al día.

 

 


Alfonso Alonso Parga Beatriz Becerro de Bengoa

 


 

 

 

 

ADS Recursos Humanos