La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar


Sección:
Salud Mental en el Trabajo

El coaching como apoyo al profesional.
Beatriz Becerro de Bengoa y Alfonso Alonso Parga. Editores y Coordinadores de la sección: Salud Mental en el Trabajo

El coaching como apoyo al profesional.

Mucho se habla del enfoque revolucionario que se está dando a través del coaching en el mundo empresarial. Pero, ¿en qué consiste exactamente el coaching?.

Pongamos un ejemplo antes de hacer una definición exacta de este término tan novedoso y manido al mismo tiempo.

Imaginemos que estamos en una empresa donde se ha producido un cambio en la alta dirección. Además de este cambio, la dirección apuesta por las personas que forman parte de la empresa. Algunas de estas personas llevan muchos años en la organización, pero poco tiempo en el nuevo puesto de trabajo, puesto que resulta estratégico para la empresa. Hasta aquí estos datos son normales y pueden darse en cualquier tipo de organización. Es obvio que en mayor o menor proporción surge cierta sensación de agobio que envuelve a los empleados que ocupan "ese puesto estratégico".

"¡Es un reto!", "¡algo nuevo!", "¡esencial para la empresa!", que por cierto, confía en ellos. Todo eso seguro que lo hemos escuchado alguna vez de nuestro jefe inmediato, hasta incluso en alguna convención, en donde se reúne a todo el personal de la empresa. En esos momentos, ¿qué es lo que está pasando por la cabeza de esa persona?, ¿están motivados?, ¿se hacen los motivados?, ¿están asustados?, ¿qué es lo que ocurre realmente?. No sería sensato demostrar sentimientos de angustia, por algo son personas por las que apuesta la empresa, independientemente de las muchas carencias o problemáticas a la hora del desempeño laboral diario.

Cada uno hará lo que bien pueda en relación a sus habilidades, conocimientos y experiencia. Y eso significa que le puede salir bien su incorporación al nuevo puesto o mal. Sin embargo, hay nuevas fórmulas que pueden minimizar el riesgo, maximizando el éxito.

¿No sería bueno contar con el apoyo de un profesional, que le fuera orientando según el día a día?, ¿Se afianzaría el sentimiento de seguridad si alguien le fuera aconsejando?. Lo sensato es pensar que sí. Y si a esto, le sumamos la confianza que pone la empresa en él para dedicarle ese tiempo, es algo que no sólo minimiza el riesgo, sino que aumenta la probabilidad de éxito profesional.

Como consecuencia de este apoyo de la empresa, haciendo un programa de coaching tenemos:

  1. Confianza de la persona que realiza el programa de coaching. Tranquilidad emocional.
  2. Rapidez en el establecimiento de metas y objetivos claros de forma rápida: muchas veces son difíciles de encontrar o llevan mucho tiempo. Estructura mental.
  3. Metodología de trabajo: se puede aplicar a los colaboradores que tenga por debajo. Conductas adecuadas .

Por tanto, el Coaching se puede entender como un proceso de acompañamiento individual que tiene el fin de poner en juego lo mejor de cada persona que participa en las empresas, impulsando el desarrollo profesional y personal.

Nace como una de las respuestas a la necesidad de introducirse en el aprendizaje continúo y es una técnica para llevar a cabo la adaptación al cambio.

El gran reto que se propone el Coaching es conseguir el máximo desarrollo profesional de cada empleado en la empresa para que su trabajo sea una oportunidad de despliegue de sus capacidades.

 


Beatriz Becerro de Bengoa


Alfonso Alonso Parga