La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar



Sección:
Salud Mental en el Trabajo


La Salud Mental En El Trabajo de la A a la Z
Beatriz Becerro de Bengoa y Alfonso Alonso Parga Editores y Coordinadores de la sección: Salud Mental en el Trabajo

Me siento triste, estoy irascible, me irrito con facilidad, no puedo disfrutar de las cosas que me apetece, no me apetece ducharme, no quiero salir a la calle... Estas son muchas de las frases que últimamente se están convirtiendo en comunes en nuestra sociedad.
Son signos de pequeñas o no tan pequeñas advertencias sobre las amenazas que está experimentando nuestra salud mental.
No vamos hacer una exposición de todos los trastornos y síntomas asociados a los que estamos expuestos con el ritmo que llevamos, pero si podemos llevarte de la mano para conocer algunos conceptos relacionados con nuestra salud mental en el entorno laboral haciendo un recorrido por nuestro abecedario.

Angustia: Asociado a tensiones psíquicas, desesperación, , pérdida de la capacidad de dirigir voluntariamente y razonablemente la voluntad, con tendencia también a una alta tensión pulsionar y fenómenos físicos como palpitaciones, respiración acelerada, etc.

Burnout: Literalmente lo llamaríamos el síndrome de “estar quemado”, identificado con el agotamiento emocional, fatiga, alteraciones del sueño, dolores musculares, problemas gastrointestinales, deshumanización, irritabilidad, desorientación, incapacidad de concentración, sentimientos negativos, cansancio y malestar general

Cafeinismo: Intoxicación por exceso de cafeína, asociado a los síntomas como nerviosismo, insomnio, congestión facial, diuresis, molestias gastrointestinales, contracciones musculares, pensamiento y lenguaje inconexos, arritmias cardiacas, agitación psicomotriz.

Depresión: Estado de ánimo deprimido, disminución de interés por las actividades habituales, aumento o pérdida significativa de peso, sentimientos de culpabilidad, dificultad para la concentración, insomnio o hipersomnia (dormir demasiado), fatiga y cansancio.

Estrés laboral: Dolor de cabeza, dificultad para la concentración, alteraciones del sueño, irritabilidad, trastornos gastrointestinales, insatisfacción constante, tristeza.

Fatiga psíquica: Dificultad en la capacidad de percibir, retener y coordinar la información recibida, sensación de cansancio en general.

Guerra psicológica: Métodos utilizados con objetivos específicos como desprestigio, acoso, intimidación, desestabilización del la persona para crear inseguridad, que pueden llegar a provocar verdaderas heridas en la salud mental.

Hipertonía esencial: Una enfermedad cardiovascular más frecuentes de las ciudades industriales con causas prevalentemente psicológicas.

Inhibición por sobrecarga: Muy ligado a la situación de estrés, donde se produce un bloqueo de pensamiento y de memoria en situaciones de sobrecarga de trabajo.

Jerarquía de necesidades de Maslow: Una jerarquía muy presente en la conducta humana. Delimita la satisfacción de la persona según las necesidades fisiológicas, seguridad, amor y pertenencia, estimación de valores, autorrealización y trascendencia. Según se van satisfaciendo estas necesidades se busca la satisfacción de la siguiente. Muchos de los problemas actuales se basan en conflictos ante la decisión de prioridades.

Korsakoff. Síndrome amnésico que se presenta después de una prolongada ingestión de alcohol, uno de las alternativas que eligen algunas personas para inhibirse de problemas laborales.

Logofobia: Angustia de hablar.

Mobbing: Acoso psicológico laboral de forma sistemática durante un tiempo prolongado, provocando sentimientos de ansiedad, fracaso o apatía, problemas de concentración, llegando a generar adicciones, y en casos extremos, depresión y trastornos paranoides. (Curso Mobbing)

Neurosis de ansiedad. Trastorno por ansiedad. Repetición de crisis de angustia representada por síntomas como falta de aliento, ahogo, mareo, palpitaciones, temblores, sudor, sofocos, náuseas o molestias abdominales...

Organización: Coordenación racional de las actividades de un conjunto de personas para alcanzar algunos objetivos y fines comunes, división de trabajos y de funciones, y una jerarquía de autoridad y responsabilidad. La salud mental en la organización deberá ser uno de los objetivos prioritarios para evitar el alto absentismo laboral.
Parasomnias. Trastornos del sueño. Trastornos por sueños angustiosos, Terrores nocturnos, Sonambulismo.

Quirospasmo: Espasmo o calambre de la mano, incluyendo especialmente el llamado calambre de los escribientes.

Retraimiento social: Reacción de adaptación a un estrés psicosocial identificable y manifestada como un trastorno adaptativo y que en muchas ocasiones incapacita para la actividad laboral.

Sentido común: Aquello que se considera normal y correcto por el hecho de ser lo más repetido por la organización.

Tics. Un tic es un movimiento motor o una vocalización involuntaria, repetida, rápida, recurrente, arrítmica y estereotipada, susceptible de empeoramiento por estrés.

Usurpar: Arrogarse la dignidad, empleo u oficio de otro, y usarlos como si fueran propios. A partir de aquí, comienzan a producirse conflictos que pueden desembocar en problemas psicológicos.

Valores: Pilar fundamental en la persona. La clave principal para conseguir el éxito profesional radica en creer en lo que uno hace, que sus objetivos personales posean puntos de inserción con los objetivos de la organización. A largo plazo las empresas que desarrollan la dirección por valores contribuyen positivamente a la satisfacción tanto personal como profesional , tienen más posibilidades de triunfar

Yo: Una palabra a la que ponemos especial atención ya que muchas veces nos olvidamos de lo que significa, dejando de lado los cuidados de uno mismo, sobre todo de nuestra salud mental.

Zafio: Grosero o tosco los modales o falto de tacto en su comportamiento, conducta que puede llegar a desencadenar desmotivación y mal clima laboral.

trucos consejos

 
Beatriz Becerro de Bengoa
Alfonso Alonso Parga

 

 

 

Otros articulos que te pueden interesar
Salud Mental en los recursos Humanos
Me han ofrecido un puesto de trabjo, ¿ahora qué hago?