La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar


Sección:
Salud Mental en el Deporte

Entrenamiento mental en el Padel
Pilar Balcells Carnevali, psicóloga y editora de la sección

Mucha gente piensa que la parte mental del juego sólo debe reservarse a los jugadores de élite, aunque en muchos casos sea la misma gente que luego se lamenta por perder partidos con jugadores de menor nivel de juego.
Cuando se le pregunta a cualquier aficionado al pádel sobre cuáles son los aspectos que intervienen en el juego, rápidamente mencionan los tres aspectos fundamentales: el físico, el técnico- táctico y mental.
Antes de continuar leyendo este articulo haga un ejercicio y asígnele en porcentajes un valor a cada uno de estos tres aspectos según la importancia que considere (MENTAL, FÍSICO, TÉCNICO-TACTICO).
Lo cierto es que mas allá de coincidencias en mayor o menor medida, todos consideramos al aspecto mental como muy importante más allá de valores porcentuales.
¿Cuál es la dedicación que cada uno emplea en estos aspectos?
Todos los jugador dedican a lo técnico una parte importante de su entrenamiento, ya sean golpes, desplazamientos, ejercicios de control e incluyendo aquí todo el trabajo táctico también, así mismo, se dedica un porcentaje importante al trabajo en el aspecto físico.
¿Pero cuánto le dedica un jugador al entrenamiento mental?
Si pensamos en esto podemos comenzar a ver los "faltantes" en un entrenamiento, siendo incoherente como decíamos el porcentaje que le adjudicaron a la primera pregunta sin cumplir con una preparación mental acorde al razonamiento inicial.
Entre los jugadores amateurs, lo más normal es que el nivel técnico existente sea muy similar, si consideramos que esto es cierto, debe existir un elemento diferenciador que convierta a unos en triunfadores y relegue al resto al final de la lista. Pues bien, la clave para muchos se encuentra en la capacidad psicológica del individuo, entendida como la conjunción perfecta entre el cuerpo y la mente a la hora de desarrollar nuestro juego.
Uno de los obstáculos mentales que más se muestran en el jugador de padel, tanto amateur como profesional, es la falta de confianza en uno mismo. A muchos jugadores les cuesta verse como ganadores de un torneo y en consecuencia juegan con miedo, lo que sin duda influye muy negativamente en su juego.
Otro aspecto importante a tener en cuenta es el "juego interno", tal y como algunos lo denominan, es, hoy por hoy, una de las partes más importantes dentro del entrenamiento de cualquier deportista.
Cuando hablamos de juego interno nos referimos a todo aquello que se pasa por la mente de un jugador cuando se enfrenta a un partido; cientos de ideas, temores, deseos... que sin duda influyen (y mucho) en el desarrollo final del juego.
Para muchos la diferencia entre un buen jugador y un jugador excelente se encuentra simplemente en la capacidad de concentración que muestre cada uno de ellos: alguien que sea capaz de mantenerse totalmente centrado en el juego a lo largo de todo el partido tiene mucho camino andado en la consecución de un buen resultado.
Pero lo cierto es que mantener la concentración resulta realmente difícil de conseguir, puesto que son muchos los elementos que actúan en nuestra contra: el compañero, el "público", la lluvia, ese pájaro...
El padel es un deporte de equipo, ya que no se juega de forma individual sino con un compañero, si un integrante de la pareja está motivado ante un partido y sin embargo su compañero no, además de que se puede perder el partido, el jugador motivado puede frustrarse o incluso enfadarse con su compañero o viceversa.

La motivación juega un papel fundamental, ya que con una buena motivación podemos ganar muchos enteros, y sin ella, posiblemente nos puedan derrotar rivales de un nivel muy inferior.

Hay muchos factores que influyen en el resultado, o lo que es lo mismo en la trayectoria de la bola. Lo más importante en la competición son dos cosas, la concentración y el autocontrol. Una vez que entro a la pista todos los factores externos desaparecen. No puedo entrar pensando en que planes tengo para el viernes, ni nada por el estilo. Sólo tengo mente para una cosa en ese momento, el partido.

El autocontrol toma más fuerza en los deportes de equipo, en el padel, por ejemplo, yo no puedo decir todo lo que pienso, ya que a veces eso puede contribuir a un bajón de moral de mi compañero.
  
Existen diferentes actitudes que favorecen la imagen de tener controlada la situación, tener un buen clima en la relación con el compañero, la mirada, que parezca que tenemos confianza en nuestro juego, nuestra colocación sobre el campo y sobretodo, no dar muestras de debilidad, también dar la talla cuando hay que darla, es decir en los puntos importantes.

Jugar con ganas, garra y luchar todas las bolas hasta el final es estrictamente necesario.

Pero lo más importante en un partido de padel cómo en todas las cosas es pensar. Un jugador inteligente y pícaro puede a veces ganar a rival de mayor nivel padelístico. Saber colocarse, y saber cómo está colocado el otro para poder dar golpes “de memoria” es algo muy útil. También ir viendo como marcha el partido, analizar el “estado mental” de nuestros rivales.

ALGUNOS SECRETOS PARA LLEVAR A CABO EL ENTRENAMIENTO MENTAL

La competencia es la "llave" para la mejora. JUEGUE TODOS LOS TORNEOS QUE PUEDA. ADQUIRIR EXPERIENCIA Y SITUACIONES DE PRESION CONTINUAMENTE REPETIDAS LO HARAN UN "RESOLVEDOR DE PROBLEMAS".
Cuando se juega se experimentan distintas situaciones pocas veces vivenciadas, con lo cual será mayor el tiempo de aprendizaje para resolver situaciones.
Es importante poner objetivos en cada entrenamiento.
Investigue, lea, estudie, escuche, preste atención como cuentan los profesionales que resolvieron cada problema. Hoy en día existe mucho material de consulta sobre las presiones en distintos ordenes de la vida.
Vean la experiencia de otros deportistas, de disciplinas de riesgo y otros deportes donde además de perder puntos "duele", cosa que no nos ocurre a nosotros con el padel. Cuanto más sepa Ud., más soluciones podrá dar a cada momento.
Entrenar duro es otra de las formas de "fortalecer la mente". Jugar con mayor intensidad en los entrenamientos lo preparará para poder "levantar" dicha intensidad en los momentos necesarios.
Entrene con intensidad. Esta comprobado que es imposible jugar con intensidad si no se entrena de esa forma.
Continuidad, constancia y entrenamiento son otros pilares del trabajo mental.
El entrenamiento es sinónimo de confianza. Si se encuentran entrenando bien con respecto a la frecuencia sin duda se animarán a ejecutar tiros que el día anterior lo han hecho en forma correcta.

 

 


Pilar Balcells