La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar


Sección:
Sexología


DISFUNCIÓN ORGÁSMICA FEMENINA.(2ª Parte)
Enma Mendoza García, Psicóloga. Editora y coordinadora de la sección 

Conseguir que la mujer llegue al orgasmo a través de la masturbación es un gran éxito, si antes no ha conseguido llegar a tenerlo, pero esto no lo es todo en el tratamiento.

Lo que hay que hacer después de conseguirlo a solas es tener un orgasmo en presencia de su pareja. Esto es más difícil, porque aunque estar con una pareja es más excitante que a solas también produce mucha más ansiedad. Aparecen pensamientos como ¿será capaz alcanzar el orgasmo? ¿Y si se cansa el de tocarme y se aburre? ¡Otras mujeres tardan menos que yo!

Hay distintas técnicas para lograr este paso. Primero se pide a la pareja hacer el amor de forme habitual, una vez que el hombre ya ha conseguido su orgasmo, empezará a estimular manualmente a la mujer la cual tiene que utilizar el mismo método mental que le ayudó a alcanzar el orgasmo a solas. Tiene que contraer los músculos y respirar jadeando dejándose llevar por todas las fantasías que se le vengan a la cabeza. Se consigue así el orgasmo. Cada vez le costaré menos y necesitará distraerse menos con sus fantasías.

Otras veces  se sugiere la masturbación en presencia de la pareja, esto es si la mujer es muy lenta .Las parejas liberales no ponen problema pero si hay mujeres que se sienten avergonzadas y piensan sus parejas las van a rechazar si se masturban en su presencia. Y realmente algunas parejas se asustan aunque estas son las menos. Pero en la mayoría la pareja no se sorprende sino todo lo contrario se excita, es una de las fantasías sexuales preferidas de los hombres.

Las mujeres con un umbral orgásmico bajo pueden alcanzar el clímax solo con el coito, pero otra gran mayoría necesitan un estimulo del clítoris más intenso que el del coito.

LA MANIOBRA DEL PUENTE.

La combinación de la estimulación del clítoris y el coito es esencial para alcanzar el orgasmo esto recibe el nombre de “maniobra del puente”. Está indicada para las mujeres que consiguen orgasmos pero no en el coito a pesar de desearlo.

La mayor parte de las mujeres que son anorgásmicas en el coito pero orgásmicas en presencia del estímulo clitórico pueden llegar a conseguir el orgasmo si son estimuladas al mismo tiempo que el pene se encuentra en la vagina. Muchas mujeres les encanta este tipo de técnicas que le producen estos estímulos ya que la experiencia orgásmica con el pene erecto en la vagina en el momento del orgasmo es muy satisfactoria.

Pero el hecho de esta combinación puede ser pesado para la pareja. En cambio la maniobra del puente es diferente ya que se consigue proporcionar a la mujer estímulo clitórico hasta el momento inmediatamente anterior al orgasmo y hacer que los movimientos del coito pongan en acción el reflejo orgásmico.

Se dice así el “puente” entre estímulo del clítoris y el coito. La estimulación del clítoris puede hacerlo el hombre o mujer es preferible la mujer porque antes se excitará y no estar pendiente de que el hombre se “canse”.

Existen diferentes posturas cómodas para la técnica. Lo importante es que la postura deje la posibilidad de el libre acceso a la mano que estimula el clítoris y la posibilidad de que las caderas de la mujer puedan moverse contra la sínfisis púbica del hombre. Hay que empezar a hacerlo cuando la mujer se ha excitado anteriormente.

 Existen en la vagina dos fuentes de sensaciones eróticas: Las táctiles y las propioceptivas. Los dos tercios internos de la vagina  no poseen fibras táctiles pero la entrada y el tercio exterior son sumamente sensibles al contacto y la manipulación suave proporciona un gran placer a la mujer receptiva.
        
Las instrucciones para la maniobra del puente se pueden hacer de la siguiente manera: “Después de desarrollar un juego erótico para tener un nivel de excitación ,hasta que usted (el hombre) logre una erección conveniente y usted (la mujer) se siente excitada y deseosa de la penetración, pasen a la penetración ambos estando en una postura lateral”, “mientras el hombre está dentro de ella muévase lentamente, apenas con el ritmo y profundidad que requiera para mantener la erección, si se para puede perderla pero no lo haga a un ritmo rápido Entretanto, usted (mujer)  estimúlese el clítoris con el dedo ,concéntrese en sus fantasías como lo haría a solas mientras se estimula, cuando empiece a sentir la proximidad del orgasmo, interrumpa el estímulo y muévase activamente. Esta interrupción puede contener y no liberar el orgasmo. Esto es normal, no hay que preocuparse. Manténgase quieta con el pene dentro de la vagina y estimúlese hasta el punto del orgasmo. Cuando sienta su inminencia, deténgase, muévase rápido y con fuerza contra él. Habrá que repetirlo varias veces antes de que funcione. Si usted el hombre se encuentra muy excitado para aguantarse siga hasta el orgasmo. Pueden probar la maniobra del puente nuevamente.”